Bonsai

Mi bonsái se pone amarillo

Bonsái se pone amarillo

Cuando un bonsái se pone amarillo, es un indicio de problemas en la salud del árbol. No cabe duda que es un indicio de alarma que debemos atender. Además, es algo que afecta notablemente el aspecto del bonsái. En dado caso, es un tema que se debe resolver para evitar que desencadene futuras complicaciones.

En nuestra tienda online ofertamos excelentes kits de herramientas para mantener saludable tu bonsái. Por ejemplo, abono para nutrirlo mejor. Los sustratos con sus compuestos: akadama, piedra, etc. También, herramientas para la poda y pinzado. Igualmente, las mejores regaderas. Solo un buen cuidado es el remedio cuando tu bonsái se pone amarillo.

Causas por las cuales un bonsái se pone amarillo

¿Por qué sucede esto? Es importante saber la contestación a esta pregunta. Solo de esa manera se ataca la causa del problema. Igualmente, se acomete la debida prevención. Lo mejor es evitar la coloración amarillenta de las hojas, ya que así se preserva la calidad del bonsái.

  • El exceso de riego es una de las causas principales. Los dueños de un bonsái suelen exagerar la cantidad de aguda que le colocan a su árbol. Para prevenir esto, lo mejor es medir con cuidado la cantidad de agua en el bonsái.
  • La ubicación del bonsái. Sucede que, en sus inicios, estos árboles deben estar alejados del sol y las altas temperaturas. Sus hojas son tiernas y pueden padecer problemas que las tornan amarillas ante la insolación.
  • Las enfermedades y las plagas. Por ejemplo, los hongos; que tienen la cualidad de alterar el proceso de fotosíntesis.  Esto hace la planta pierda el verdor y las hojas ganen una tonalidad muy amarilla.

Estas son las tres causas principales por las cuales un bonsái se pone amarillo.Es importante detectar cuál de las tres es la que desencadena el problema, ya que solo así se llega a una solución adecuada al inconveniente.

¿Cómo actuar en estos casos?

Primero, entender que no es algo tan grave. Tiene solución, pero es obligatorio solventarlo. Si no se atiende a tiempo este asunto se convierte en algo más complicado con el paso del tiempo. ¡Esto es algo que debemos evitar!

Se recomienda verificar la edad del bonsái. Si es joven, quizás se trate de un exceso de sol. Asimismo, tener en cuenta si se trata de un bonsái de interior o un bonsái de exterior.

Estar atento a señales de plagas y hongos: manchas blancas bajo las hojas, pequeñas telarañas, hojas carcomidas, etc. Se recomienda aplicar un fungicida como primera alternativa.

Finalmente, quizás sea necesario trasplantar el árbol. Se busca supervisar el estado de las raíces, las cuales pueden mostrar efectos del exceso de regado.

Somos una excelente tienda de bonsái

Vendemos todo lo necesario para el cuidado de estos árboles en miniatura. En caso de problemas con hojas amarillentas, también contamos con productos y herramientas para esta circunstancia.

¿Qué estás esperando? Dale a tu bonsái ese cuidado que tanto se merece. Recuerda que estos árboles pequeños son como un tesoro. Merecen atención. ¡Contacta con nosotros!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *